viernes, 1 de mayo de 2015

Comite de Vigilancia de Whitechapel.




Con posterioridad a los asesinatos de Mary Ann Nicholls y de Annie Chapman y ante la imposibilidad de Scotland Yard, de dar con el desconocido criminal, los habitantes de Whitechapel, sumergidos en el mas profundo temor y sensación de inseguridad, decidieron tomar cartas sobre el asunto y crear los denominados “Comités de Vigilancia” con el fin de patrullar, mediante rondas nocturnas, las oscuras y peligrosas calles del distrito de Whitechapel. De esta forma, distintos sectores de la población, desde socialistas hasta graduados universitarios, pasando por los pequeños comerciantes que vieron reducidas sus ganancias ya sea por tener que cerrar sus comercios mas temprano, o bien por la falta de la clientela habitué de la noche, decidieron organizarse para dar con el asesino que había puesto en jaque a las autoridades de Londres. Así fue como nacieron, entre otros, el llamado “Comité de Vigilancia de Whitechapel” representado por su presidente, George Lusk o bien el denominado “Comité de Vigilancia de Toynbee Hall” integrado por un grupo de jóvenes cultos, egresados de la universidad, que decidieron agruparse para detener al legendario asesino y asi poner fin al miedo imperante en la sociedad londinense de aquella epoca.-