viernes, 22 de julio de 2016

Personajes de Canon: Mycroft Holmes.-






En el caso “El Interprete Griego”, vigesimocuarta historia, publicada en Septiembre de 1893, nos enteramos que Sherlock Holmes tiene un hermano llamado Mycroft Holmes. Mycroft es mayor que Sherlock y pese a la similitud de sus aptitudes intelectuales, no existen semejanzas físicas ni de carácter personal. El hermano de Sherlock es un individuo de contextura robusta y gruesa, en contraposición a la delgada figura de nuestro detective. 
Asimismo, su carácter es proclive al descanso y carece de las energías que caracterizan a su hermano menor, a la hora de resolver un misterio. Sherlock, nos informa que su hermano “no tiene ambición ni energía”. Mycroft es un sujeto que trabaja para el gobierno de Inglaterra aunque su carácter antisocial, lo lleva a formar parte del “Club Diógenes”, foro donde los miembros no pueden hablar entre sí, debiendo mantener el más estricto silencio dentro del salón. 
Pese a las diferencias antes mencionadas, uno de los atributos que tienen en común los hermanos Holmes, es su capacidad deductiva. Sherlock Holmes reconoce que la inteligencia de su hermano es superior a la suya, aunque su la falta de voluntad y energía, hacen imposible que se involucre en algo. Esta situación, no priva que Sherlock, efectué las consultas pertinentes a la hora de resolver determinadas cuestiones criminales, ya que difícilmente las deducciones de Mycroft no resulten acertadas. 
No obstante, lejos de existir entre ellos una actitud competitiva, al momento de realizar ejercicios deductivos, tienen una relación amistosa y fraternal propia de los buenos hermanos. Mycroft es la única persona en el mundo que llama a Sherlock por su nombre, dado que todo el mundo se refiere a él como Mr. Holmes. 
La relación entre ambos es tan buena, que Mycroft fue el único en saber que su hermano había sobrevivido al trágico episodio de las cataratas de Reichenbach, donde el Profesor Moriarty cae al vacio y a Holmes se lo da por muerto. Recordemos que a raíz de dicho acontecimiento, hace un viaje de incognito por la India y el Tibet (ver la reseña de “Los años perdidos de Sherlock Holmes” de Jamyang Norbu), perseguido por la organización criminal del matemático. Durante ese periodo fue Mycroft, el encargado de girarle libras esterlinas suficientes para solventar su viaje. Al igual que Watson, fue una de las personas a la cual Sherlock siempre pudo recurrir frente a las situaciones más difíciles de su vida. 
Podemos agregar que la figura de su hermano mayor, ha sido incluida en los argumentos de infinidad de películas y obras de teatro, como personaje atractivo y digno de participar de cualquier relato de Holmes. De hecho, muchos admiradores de Sherlock expresan su profundo pesar, por no haber sido incluido en más relatos oficiales del canon holmesiano. Léase el presente texto, como un homenaje, al lazo de sangre y amistad que los unía. 



Jeremy Brett y Charles Greys, son Sherlock y Mycroft