jueves, 7 de julio de 2016

Arthur Conan Doyle- Memorias y Aventuras (Autobiografia).-





Lamentablemente, para  los amantes de Sherlock Holmes, el detective más famoso de todos los tiempos, el libro “Memorias y Aventuras” o sea, la autobiografía de Arthur Conan Doyle encierra una perturbadora realidad: el autor no hace casi referencia a su exitosa creación. Entre sus más de 450 páginas tan solo le dedica un escueto capitulo (XIII) titulado “En torno a Sherlock Holmes” que viene a sumarse a solo algunas referencias y menciones mas que el lector encontrara a lo largo del texto.  Sin embargo, no podemos negar que este libro tiene bastante atractivo en sí mismo, dado que es el propio autor, quien nos cuenta su vida, sus viajes, creencias y porque no, un raro sentido de la honorabilidad propio de la época que vivió. Partiendo de sus raíces Anglo-Irlandesas, y habiendo nacido en Edimburgo, Conan Doyle repasa sus primeras lecturas, sus peleas callejeras de adolescente, y los comienzos de una difícil y costosa carrera de medicina en la Universidad de Edimburgo (Escocia), pasando por una dura realidad al tratar de asentarse en el ejercicio de su profesion, la que fue alternando con publicaciones literarias que le permitieron costear al menos una austera forma de vida. De esta manera nace Mr. Holmes, casi por casualidad, un personaje que en pocos años sorprendería al mundo resolviendo los más  ingeniosos casos detectivescos, tomando su fama ribetes de lo más sorprendentes. Al punto que el personaje se hiciera más conocido que su autor, el que en alguna anécdota del libro, cuenta que en varias ocasiones se lo llego a llamar literalmente Sherlock Holmes. Como bien dice su titulo, este libro no solamente repasa las memorias del autor sino también sus aventuras:   su viaje por el ártico dentro la embarcación “Esperanza” cazando focas y ballenas, otra excursion donde ejerció de medico en África, Egipto y por los Estados Unidos dando conferencias. No obstante debemos hacer referencia a su participación en la guerra de África, que dio lugar a su nombramiento de caballero de la Orden del Imperio Británico en  el año 1902 y ulterior participación como soldado raso en la primera guerra mundial. Es menester destacar su afición no solamente a viajar por el mundo, sino además a practicar los más diversos deportes: desde el futbol y el boxeo, hasta el hecho de introducir el esquí en Suiza. Ahora bien, es imposible cerrar la presente reseña sin hacer mención a una actividad a la que dedicaria el final de sus días: el espiritismo. Conan Doyle, no solo creía en la existencia del mas allá, sino que llego a tener  contacto con sus seres queridos a través de distintos médiums, experiencias que  lo llevaron a dar conferencias alrededor del todo el mundo y a publicar infinidad de textos sobre el tema en cuestión. Por todo ello es notable dejar en claro que el libro desarrolla las diversas facetas de este gran hombre, autor de la maravillosa obra de Mr. Holmes, que sin regodearse ni mucho menos, de su fama ni éxito literario, nos habla de todo aquello que ignoramos.