lunes, 8 de junio de 2015

Reseña: "Sherlock Holmes. Biografia."



El libro “Sherlock Holmes. Biografía” de Paul M. Viejo, Fondo Editorial Pagina de Espuma, Año 2003, incluye una serie de datos biográficos pertenecientes a la vida del más grande detective de la época victoriana y de la historia en general. William Sherlock Scott Holmes, nació el 6 de Enero de 1854, en una gran finca de North Riding, condado ingles de Yorkshire. Hijo de un militar retirado de nombre Siger Holmes y Violet Sherrindford, el pequeño William se educo en el seno de una familia burguesa, que contaba con suficientes ingresos económicos, derivados de la explotación agrícola de sus propiedades. Tercero y último de los hijos del matrimonio, Sherlock Holmes, tuvo solo dos hermanos: Sherrinford Holmes, nueve años mayor que él  y Mycroft Holmes, con quien tendría una estrecha relación a lo largo de toda su vida. Williams Holmes recibió una educación de privilegio en las mejores instituciones inglesas, forjando desde niño una solida cultura cosmopolita, como resultado de los frecuentes viajes que realizaba con su familia a lo largo del continente. En 1864, ingreso a un colegio de Yorkshire y en 1872 fue inscripto en el Christ Church College de Oxford. En esta misma época, comienza a profesar un profundo interés por diversas ramas de la Ciencias (Matemáticas, Física, Química, etc) y algunos otros deportes como la esgrima. De carácter autodidacta, en 1879 se traslado a Norteamérica con una compañía teatral, donde represento la famosa obra de teatro “Hamlet” de Shakespeare. Al año siguiente retorno a Inglaterra, donde unos meses después, conoció a su aliado y compañero de casi todas sus aventuras, el doctor Watson. En 1881, con el fin de solventar los gastos dentro de la costosa sociedad victoriana, Holmes y Watson decidieron alquilar conjuntamente una habitación en Baker Street, sitio donde Sherlock Holmes, daría el puntapié inicial a su brillante y afamada carrera como detective privado. A lo largo de su historia, Holmes resolvería mediante su prestigioso poder deductivo, una gran cantidad de consultas efectuadas por particulares, constituyéndose además, en asiduo consultor privado de la policía de Scotland Yard. En aquella época, se cruzaría con uno de sus enemigos más peligrosos, portador de una inteligencia similar a la suya, aunque encausada únicamente a la realización del mal. James Moriarty, antiguo profesor de matemáticas de Holmes, se había perfilado hacia finales de siglo, como el jefe ideológico de la mayor organización criminal de Londres, red delictiva que por otro lado, estaba integrada por políticos, comerciantes, sicarios, estafadores, militares británicos e incluso miembros de policía británica. Lucha que por otro lado, se prolongo durante bastantes años, encontrando su culminación en la muerte fatal del profesor Moriarty en las cataratas de Reichenbach y la simultanea desaparición física de Holmes de la escena británica. A partir de ese momento, Holmes asumió la identidad de un marino noruego de apellido Sigerson, y recorrió de incognito, distintas ciudades del mundo que van desde Florencia y  la ciudad rusa de Orenburgo, hasta las más inexploradas regiones de Oriente y África. En el año 1894, Holmes regreso finalmente a Londres para reencontrarse con su antiguo amigo el Doctor Watson y retomar de esa manera, la rutinaria vida londinense en Backer Street. Los últimos años, lo encontrarían a Holmes, sumido en un silencio casi absoluto, viviendo en su granja de la región de Sussex. Allí, nuestro famoso detective pasaría sus últimos años, solo y apartado de la bulliciosa vida londinense, dedicado a la lectura y apicultura, la última de sus grandes aficiones.